¿QUÉ ES LA SEPARACIÓN DE RESIDUOS?

 

La separación de residuos es parte de un proceso denominado “recolección selectiva”, que comienza en el hogar y finaliza en la planta de reciclaje. Y cada parte del proceso es sumamente importante. Te contamos de qué se trata.

La separación de residuos tiene numerosos beneficios. Por un lado, facilita el reciclado y, consecuentemente, reduce la contaminación. Por otro, disminuye el consumo de recursos naturales y de energía. Finalmente, ayuda a realizar el compostaje para fertilizar la tierra.

Una forma simple de hacerlo es la llamada “separación de origen”, que consiste en dividir los residuos en dos grupos:

• Reciclables: Son los objetos que pueden ser convertidos en elementos nuevamente utilizables.
• No reciclables: Son los materiales que, por ser de difícil descomposición, no pueden ser reutilizados como productos nuevos. Los biodegradables (como desechos de comida) pueden considerarse reciclables mientras sean usados para el compostaje.

Si bien esta división parece sencilla, existen desacuerdos sobre qué materiales entran en cada grupo. A su vez, las normas sobre cómo realizar la separación de residuos y qué hacer con ellos son diferentes en cada país. El color de las bolsas, la variedad de contenedores y los horarios en que se debe sacar la basura, son específicos de cada lugar.

Pero lo que sí suele ser invariable es que cada municipio tiene un centro donde los ciudadanos pueden llevar la basura separada. Por eso, es responsabilidad de cada individuo conocer cómo puede aportar su granito de arena dentro de la cadena de recolección selectiva.

El cuidado del medio ambiente debe basarse en el esfuerzo de todos. Súmate a la separación de residuos en tu hogar y averigua dónde puedes llevar los reciclables en tu región. Tú también puedes ser parte de este desafío y contribuir a un mundo mejor.

2013-11-27T21:10:41+00:00