Ecoladrillos: qué son, cómo se hacen y para qué sirven

 

La mayoría de los productos que utilizamos están hechos de plástico, un material que lleva mucho tiempo en degradarse y genera un gran impacto en el medio ambiente. Por eso, una opción muy viable para la reutilización de aquellos residuos es el Ecoladrillo.

El Ecoladrillo consiste en rellenar botellas plásticas de menos de tres litros con cualquier tipo de residuos plásticos, papel aluminio, cartón o telgopor para ser utilizadas como aislante acústico, térmico y antisísmico.

Además, hacer un Ecoladrillo es una tarea muy sencilla. Compartimos contigo un instructivo para que puedas producir los tuyos:

  • Lava y seca bien una botella plástica transparente -no olvides quitarle la etiqueta y guardar su tapa. Para secarla completamente, ponla al revés hasta que esté bien seca.
  • Ubícala en lugares estratégicos de fácil acceso como la cocina, el baño, la habitación o el coche para que puedas rellenarla en cualquier momento.
  • Pon en la botella los residuos recogidos: papel aluminio, telgopor (excepto los de las bandejas de pollo, carne o pescado), papeles o cartones triturados que estén completamente limpios y secos.
  • Aplasta el material con una vara lo suficientemente larga como para compactar los residuos al fondo de la botella. Lo ideal es que no quede ningún espacio libre.
  • No le pongas ningún material orgánico (restos de alimentos, hojas de té, servilletas sucias de comida, etcétera) ni tampoco pilas.
  • Cuando los residuos hayan llegado al tope, cierra la botella con su tapa original y busca el lugar más cercano en tu ciudad al que puedas llevarla. También puedes pensar en crear un proyecto propio en el que usarlos.

Lo más importante es que harás que un montón de basura sea utilizada productivamente en lugar de estar contaminando un vertedero sanitario.

Anímate a crear tus propios Ecoladrillos y contribuye a generar un mundo más sostenible. 

 

ecoladrilloss

2013-10-16T21:07:49+00:00